Bella y nefasta es

Si lo que quieres es revivir el clásico te recomiendo que pongas La Bella y la Bestia de 1991. Lo nuevo que tenemos en pantalla no es más que otro alarde a la falta de originalidad que inunda las pantallas cinematográficas.

Desde un buen inicio se opta por utilizar los mismos planos que en la clásica, mismas canciones… hasta que deciden variar y contar el por qué la bestia era tan mala, por qué Bella no tiene madre, y un sin fin de intentos por diferenciarse -sin conseguirlo.

¿Merece la pena? pues bien, por pasar un buen rato gozando de la dirección artística puede que sí, pero poco más. La interpretación deja mucho que desear y si pudiera pondría una denuncia al doblaje, casi peor que en Netflix: te saca por completo de la historia y lo poco que por un momento te mantiene dentro -hablo de las canciones- pierde toda credibilidad.  No todo es tan nefasto: lo mejor de la película se da con Lumière , Cogsworht y Mrs Potts, porque Ewan McGregor y Emma Thompson no defraudan. ¡Aquí nos faltaba Kenneth Branagh y todos salvados!

No tengo mucho que decir, yo no la volvería a ver, pero estoy segura de que habrá gente que la disfrutará. Gente que se decante por un cine comercial, que no le importe que sea “más de lo mismo”, que le encante ver colores y que no quiera pensar.

María BC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s