Perdone Sargento, pero no tengo obligación de hacerlo.

sam-worthington-in-hacksaw-ridge-2016

Comentaban hoy por mi departamento que Mel Gibson tiene una cierta afición por mostrar sangre en sus películas y por supuesto, después de ver Hacksaw Ridge (en español: Hasta el último Hombre) no pude negarlo. Aclaremos una cosa: no lo llamaría “afición gratuita”, más bien dejaría claro que se trata de un espejo de la realidad que nos lleva a apartar los ojos de la pantalla por evitar lo cruda que se ve a primera vista. Me refiero a que, después de haber visto The Passion, por ejemplo, a uno le queda claro que este director no tiene pelos en la lengua. Si tiene que mostrar intestinos abiertos y piernas cortadas lo hará dejándose la pasta en una postproducción más que brillante. Pero lo hará.

Esa justificada violencia que abunda en la historia de Hacksaw Ridge está conducida por un hombre, Desmond Doss (Andrew Garfield) impulsor de la objeción de conciencia.

Muchos guionistas, directores de cine, incluso exhibidores, muestran hoy cierto descontento por no adquirir historias originales en sus pantallas. Sí, yo también me he sentido algo decepcionada con tanta secuela o remake. Sin embargo, a Hacksaw Ridge se lo perdono, porque cuando se trata de una historia que merece la pena ser contada… entonces sí. Sí creo que merece la pena invertir tiempo y dinero en verla porque es una historia que te remueve no solo las tripas, también la conciencia. El dilema moral que se plantea el protagonista, D.Doss, puede ser debatido durante horas, días, semanas. Pero al final lo que nos expone es la siguiente cuestión: ¿hasta qué punto nos creemos lo que defendemos? O bien, ¿hasta qué punto defendería lo que creo?

Esta premisa evocó en mi pensamiento aquella historia que se plantea en la última película de J.A.Bayona -no sigas leyendo si no quieres un SPOILER.

El monstruo le cuenta al niño protagonista varias historias que le llevan a entender que no existe el blanco o negro en la vida. Habitual es encontrar dilemas morales, ¡pero qué poco aplicamos ese conocimiento! ¡Qué rápido juzgamos! Si alguien mata, es malo. Pero si mata defendiendo, ¿sigue siendo malo? No es tan sencillo, ¿verdad? Podríamos pasarnos semanas enteras hablando sobre ello y precisamente en este dilema se alberga el disfrute de Hacksaw Ridge. 

Más allá del contenido de la historia, la película trata con mucho respeto a aquellos que dieron la vida por su patria. A pesar de unas durísimas escenas en el campo de batalla, Mel Gibson muestra la belleza escondida tras los rifles que disparaban los soldados desalentados. La cámara vuela incesante entre una nube de humo prendida sobre Hacksaw abriendo planos que muestran el dolor y arrepentimiento interior de los soldados. El dolor físico desaparecería con las horas, quizás con los años. Pero los rostros captados por lentes de cámara, bien ajustados y en la cercanía solo necesaria, transmiten un arrepentimiento muy profundo por algo que esos soldados no quisieron haber hecho jamás: juzgar.

Entre balazo y balazo, la transformación interna de los personajes que encarnan a esos coroneles, tenientes, etc, crece muy lentamente. Un simple gesto de ironía nos hace captar el cambio, ese arco de transformación que tan maravillosamente hace que el protagonista se reconcilie y entienda que para conseguir un bien es necesario pasar un calvario.

Los efectos especiales maquillan con mucho apunte la batalla que engloba la película y consigue que nos ambientemos perfectamente ahí arriba, sobre los túneles del enemigo. Fuego, sangre, heridas y mucho croma. Además de eso, una bella banda sonora que acompaña las imágenes tratando de consolar nuestra mirada que no cesa de espiar por el rabillo del ojo si continuará agonizando aquél soldado entre el barro. Tensión, expectativas, nervios, remordimiento.

Para muchos esta no será más que otra película bélica.

Para mí, es probablemente una de las mejores que he visto: te manda a casa con un dilema moral al que probablemente estaré dando vueltas durante años. ¿No es genial la magia del cine?

María BC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s