Ahora que los cerezos están en flor

2

No dejéis de dudarlo en ningún momento. La cultura oriental es más delicada que la nuestra. Lo demuestra claramente el mejor cine gore, el cine samurái y por supuesto el cine de terror. Japón y alrededores es la cuna del mejor cine de género violento.

Creo que me he equivocado de artículo.

El cine japonés es hoy en día el que entrega año tras año el cine más delicado. Y ahora que los cerezos están en flor hay que mirar al país nipón que ha dejado caer en la cartelera algunas de las mejores películas. Nuestra hermana pequeña, El cuento de la princesa Kaguya y El recuerdo de Marnie están ahora en cines.

La muerte de un padre lejos de sus hijas a veces no despierta los mejores sentimientos si además le añadimos que su abandono fue porque se enamoró de otra mujer. Las tres hermanas viajan a su entierro y conocen a su hermanastra pequeña. Se irá a vivir con ellas a una pequeña ciudad. Al paso de las estaciones acompañamos a estas cuatro mujercitas en sus enredos amorosos y a su miedo o despertar a las relaciones sentimentales.

De una película que recorre todos los lugares comunes de una novela decimonónica no cabría esperar gran cosa. Pero es que dirige Koreeda. Y Koreeda es mucho Koreeda. A Koreeda le das una película de superhéroes y te hace una obra maestra. El maestro nipón con una especial gracia para entender los sentimientos camina por el borde del sentimentalismo sin caerse. Muchas veces estar enamorado es trascurrir esa senda. La película roba más de una sonrisa y hace derramar alguna que otra lágrima, a no ser que seas de piedra. Pero incluso estas se moldean cuando las transita el torrente de un río.

La añoranza de un padre, la convivencia entre hermanas, la vejez, el primer novio, el temor a una relación, la venganza, la duda, el miedo, los cerezos en flor, la brisita del mar. Nuestra hermana pequeña lo tiene todo.

1

El valle del Jerte en flor

 

De El cuento de la princesa Kaguya solo puede decirse que es de uno de los creadores de Heidi y Marco. Y que a sus 67 años el director ha hecho lo que le ha dado la real gana contando una historia bellísima. Y lo hace de maravilla pasándose por el forro las convenciones impuestas en la animación por Disney Pixar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s