La poética mirada de Saoirse Ronan en Brooklyn

Emory Cohen as "Tony" and Saoirse Ronan as "Eilis" in BROOKLYN. Photo courtesy of Fox Searchlight Pictures. © 2015 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

Emory Cohen as “Tony” and Saoirse Ronan as “Eilis” in BROOKLYN. Photo courtesy of Fox Searchlight Pictures. © 2015 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

Brooklyn es una de aquellas películas pausadas y lentas que se guían por la mirada profunda de unos ojos azules cautivadores. Narra la historia de una joven irlandesa que decide emprender un viaje a los Estados Unidos de América en busca de un futuro mejor. En los años 50 atravesar el mar con esa edad resultaba algo un poco loco y así queda plasmado en la película.

En Brooklyn llama la atención que esa extravagancia sea contada desde el punto de vista psicológico de una joven que quiere encontrarse a sí misma y no tanto desde el punto de vista más exterior/físico. Es una sincera representación del paso de la adolescencia a la madurez de una mujer. Todo ello, por supuesto, sin ser contado desde la más perezosa narrativa. ¡Olé! Su director, John Crowley, consigue guiar al espectador por la amable y tierna vida que encarna Saoirse Ronan en el personaje de Eilis. 

Además de la estética narrativa en la que se basa Crowley, hemos de brindar por la apuesta de representar en la gran pantalla una historia de amor en toda regla en la que por fin nos damos cuenta que existen personas que luchan por lo que quieren.

Así como disfruté desde el primer momento la verdad que alberga en su fondo Brooklyn, me fascinó que Crowley decidiera grabar la mayoría de sus tomas usando cámara en mano, pues consigue una cercanía entre el espectador-personaje asombrosa. De este mismo modo, a conciencia o no, el movimiento irregular del pulso de la cámara nos recuerda el viaje al que se lanza Eilis, yendo de barco a otro, entre Irlanda y América.

Una película que ha quedado en un segundo plano en los Oscar pero tenía un merecidísimo premio ante sus manos. Solo me queda agradecer y recomendar una brillantísima obra de arte a su guionista, Nick Hornby, que adaptó a a gran pantalla la novela de Colm Tóibín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s