El regreso del soldado

a sniper
American Sniper
(2014) narra una historia real basada en la vida de un ciudadano americano que decide alistarse en el ejército (con los Navy Seals) y es enviado como francotirador a Irak. Su misión allí es proteger a sus compañeros.

La historia toma rumbo en el momento en que el protagonista, Chris Kyle, ve por el telediario el atentado del 11-S y actúa al respecto: se alista en el ejército. Desde ese momento queda claro que Chris desarrollará su carrera profesional bajo el techo de un sentimiento de responsabilidad hacia su madre patria, América.

Ese sentido de responsabilidad se fundamenta en la educación que recibió durante su infancia. Su padre les decía que hay tres tipos de personas en este mundo: ovejas, lobos y perros pastores. Algunas personas prefieren creer que el mal no existe en el mundo. Si la oscuridad llega a sus puertas, no saben cómo protegerse a sí mismos. Esas son las ovejas. Y entonces están los malvados, usan el balance, maltratan al débil. Estos son los lobos. Y entonces están otros, benditos con el don de la agresión y la necesidad de proteger a los débiles. Estos hombres son el tercer tipo: viven para confrontar al lobo. Son los perros pastores. Y nosotros no criamos ninguna oveja en esta familia. Y os azotaré el trasero si os volvéis lobos.

Una vez se alista, la vida de Chris toma un doble filo: se casa con Taya Renae. Desde entonces el punto de vista del hogar, de la familia, toma las riendas.

Cuando Chris acude al primer despliegue su mujer queda embarazada. La historia de este soldado se nos narra a partir de dos puntos de vista: el suyo (soldado) y el de su mujer (hogar).

La primera vez que Chris vuelve a casa le respaldan más de 100 muertes que parecen no afectarle. Se ha convertido en La leyenda  y su cabeza tiene un precio: es el francotirador más buscado por el enemigo. Bajo el caparazón de un ciudadano responsable y valiente, se esconde un trauma bélico que se niega a ser reconocido. Su mujer, en cambio, sí percibe que su marido ya no es el mismo que antes. Aunque es evidente que la guerra tiene una fuerte persecución en los soldados, ella espera de él que actúe como padre y como buen esposo. Pero Chris, en lugar de quedarse en casa para cuidar de su familia, decide cuidar de su patria y vuelve a un segundo, tercer y cuarto despliegue. El argumento que utiliza para regresar a Irak es que de ese modo también está velando por la seguridad de su familia.

El desgaste psicológico del francotirador se ve reflejado en tres escenas clave:

  • Chris está sentado en el sofá de su casa y se oye el sonido de una ametralladora cuando en realidad el sonido procede de un cortacésped del jardín.
  •  Chris acude con su hijo a un taller mecánico y escucha el sonido de la motosierra que mató a un niño en Irak, torturado porque su padre pasó información al ejército americano. En realidad es un destornillador.
  • Chris se abalanza sobre un perro durante una fiesta de niños en el jardín de su casa porque cree que el perro atacará a su hijo.

Antes de partir al último despliegue, la mujer de Chris le dice que quizás, cuando vuelva, ellos ya no estarán. En definitiva ella trata de hacerle entender que el hogar no permanece igual y que sigue siendo una figura necesaria en esa familia. Taya tiene la esperanza de que esa amenaza le haga responder, pero se equivoca.

La experiencia que de verdad hace reaccionar a Chris es rozar la muerte. En el último despliegue los soldados americanos se ven rodeados por una cantidad de hombres iraquíes que les triplican el número. No tienen escapatoria. Pero entonces, llega una tormenta de arena que les brinda ventaja para huir. Y lo consiguen. Durante la tormenta, Chris hace una llamada a su mujer en la que le dice que ya está preparado para volver. 

A partir de ese momento el soldado regresa a casa dispuesto a superar su estrés post traumático ayudando a otros soldados que volvieron de la guerra peor que él: sin piernas, paralíticos, sin familia, etc. Chris supera su trauma dándose a los demás. SPOILER En la escena final el protagonista juega con una pistola en su casa. Esa imagen combinada con la esperada situación de una familia feliz nos hace sospechar lo peor: cuando el Chris ha decidido volver a redimirse, un veterano americano al que iba a ayudar le quita la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s