“O sea, yo me estoy ahogando y tú me estás describiendo el agua”

gal-nicholson-6-jpg

“Pues yo trabajo a todas horas. Así que nunca, nunca, me interrumpas ¿de acuerdo? Ni aunque haya un incendio. Ni siquiera si oyes un golpe seco en mi casa y al cabo de una semana sale de aquí un olor que tan sólo puede ser el de un cadáver putrefacto, y has de llevarte un pañuelo a la cara porque el hedor es tan fuerte que te vas a desmayar; aún así, no llames aquí. O si es la noche de las elecciones y estás emocionado y quieres celebrarlo porque algún chupapollas con el que sales ha sido elegido primer presidente marica de los Estados Unidos, y ha decidido que va a llevarte a hacer locuras a Camp Davis, y quieres a alguien con quien compartir ese momento; aún así, no llames a esta puerta no; no. ¡Bajo ningún concepto! ¿Lo has captado, ricura?”

Ya me decían que tenía que verla, y os lo dije al principio: hay demasiadas películas que tengo pendientes. Esta era una de ellas, y en Navidad me decidí. La última que había visto de Jack Nicholson es Ahora o Nunca. Bien, me gustó bastante. Y la verdad es que acabamos muy hartos de alguna película en la que interpreta un papel importante, como  Chinatown, la que muchos tuvimos que ver porque McKee suscitó demasiado interés con la frase “es mi hija y es mi hermana”.

En Mejor Imposible es fascinante la construcción del personaje principal: un verdadero maniático, insoportable, repugnante, que pide a gritos la soledad y la atención. ¿Es posible tal contradicción? Egocéntrico a más no poder. Vanidad de vanidades, todo es vanidad. Sin embargo, hemos de darnos cuenta -sí, es digno de admirar- que el carácter de este se nos muestra a través de sus palabras. Un diálogo necesario. No sobra, no puede no estar,… -qué gusto poder negar todo dos veces!. ¡Qué frases! Al final es la hibridación de acciones y diálogo lo que nos muestra su más profundo mundo interior.

Por favor, dejarme que os ponga copia de algunas de algún diálogo:

“Mira!, yo soy muy inteligente. Si vas a darme esperanzas tienes que hacerlo mejor que hasta ahora. Si no puedes ser al menos ligeramente interesante mejor cierra el pico!. O sea, yo me estoy ahogando y tú me estás describiendo el agua”.

“- ¿Cómo consigue describir tan bien a la mujer? 
– Pienso en un hombre y le quito la responsabilidad y la sensatez”.

Helen Hunt, la camarera que parece que le lanzará un plato a la cabeza,… no lo hace. Son simples historias cotidianas, que podrían darse, y seguro que en algún rincón de este mundo alguien se ha sentido como los personajes interpretados por  Jack o Helena. El cine, como hemos dicho muchas veces, no es más que otro modo de ver la vida. Miradas. Puntos de vista. Así que, gracias a James L.Brook por mostrarnos una forma más vivir la vida. Aunque, sinceramente, espero que ninguno de vosotros tenga que volverse tan insoportable para ligar con la mujer de sus sueños.

MBC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s