La Gran Familia (1962)

Querido lector,

Hoy te escribiré sobre un tipo de magia especial. Una que solo se da cuando al sonar el despertador, el paisaje pintado de blanco, parece colarse por la ventana. En estos días del año resulta especialmente difícil salir de la cama y los turrones y el chocolate caliente se convierten en la dieta por excelencia.

Pero lo más representativo de esta época, y la causa principal de la magia, son las miles de cartas que se escriben a un único destinatario. Bueno en realidad depende del lado del mundo en el que estés. Pero en general las cartas van dirigidas a los Reyes Magos o al Niño Jesús, que desde 1931 Coca-Cola ha intentado cambiar por un regordete hombre de traje rojo y blanco. Pero esa es otra historia. La nuestra va sobre la Navidad y sucede en la capital de España.

Rodada en 1962 La Gran Familia es una película dirigida por Fernando Palacios que se ha convertido en un clásico español. Si quieres saber más sobre su director, el reparto, la fotografía, la posguerra española, etc., estoy segura de que en internet puedes encontrar bastantes cosas. Yo en cambio me centrare en un aspecto, mejor dicho, en un personaje: Críspulo, el petardista. De él hablaré sobre la diferencia entre la caracterización y el verdadero carácter, la revelación de la verdadera personalidad y el giro que provoca en un personaje.

Según Robert McKee la caracterización es “la suma de todas las cualidades observables de un ser humano”. En cambio, el verdadero carácter es aquel que “se desvela a través de las opciones que elige cada ser humano bajo presión”.  Es decir, tenemos caracterizado a un niño de 10 años, de pelo castaño claro, tez blanca, delgado, con gran afición a los petardos, a los juegos de indios y con 15 hermanos.

Pero esta suma de cualidades no reflejan el verdadero carácter de Críspulo. Necesitamos del desarrollo del largometraje para conocerlo. (Aquí es necesario aclarar que para lograr conocer el carácter de un personaje no necesitamos de grandes hechos dramáticos sino de pequeñas decisiones tomadas en la vida cotidiana del protagonista).  En el caso de Críspulo el propósito de enmienda en la primera comunión, su sinceridad en las notas y la preocupación que siente cuando Chencho se pierde son hechos que como pequeñas luces encendidas van preparando al espectador para la revelación de la verdadera personalidad.

La revelación de la verdadera personalidad, que según McKee se fundamenta en el principio: “(…) lo que parece no es lo que es”, casi siempre viene provocada por el giro principal de la historia. En la Gran Familia dicho giro se da cuando el abuelo pierde a Chencho. En medio de la crisis familiar descubrimos cómo Críspulo es el único de los hermanos que se escapa para ir a ver a los tres Reyes Magos y cambiar su regalo de Navidad por el deseo de encontrar a su hermano. Un acto de nobleza impresionante que revela lo que ya se venía anunciando desde el principio: Críspulo un niño muy travieso con un corazón profundamente bueno.

Solo me queda decir una cosa y es que aunque algunos consideren esta película demasiado idílica o incluso cursi, personalmente pienso que en el mundo necesitamos más Críspulos. Niños que no solo sepan descubrir la magia de la Navidad sino también recordarla a los mayores. Y aunque se que quizá sea un poco tarde para decirlo… ¡Feliz Navidad y Año Nuevo!

PAOLA

Por cierto… si eres fan de los súper héroes, ¡no te pierdas la próxima entrada!

gran_familia_Fernando_Palacios_1962

Anuncios

Un comentario en “La Gran Familia (1962)

  1. anamagdalenaq dijo:

    Algunos de nosotros seguimos buscando al pequeño Chencho. Pocas películas dejan las sensaciones que esta consigue lograr, todas las Navidades me la trago y me sigo emocionando como el primer día. Y mira que es sencilla pero, quizá el quid de la cuestión sea la sencillez de una historia bien contada, sin artificios.
    Acabo de descubrir el blog y me parece muy interesante.
    Seguiré pasándome por aquí. Te invito al mío. ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s