Las Américas de Colón, en cinco sencillos pasos

tambien_la_lluvia fuera

Iciar Bollaín (directora) con el actor Juan Carlos Aduviri

Antes de empezar a escribir me he pasado por Google y he buscado metacine. Luego “metacine rae“. He descubierto que el término metacine no está recogido en la RAE. Así que hablaré de cosas que no exiten; ustedes me perdonarán. En los confines del celuloide está el metacine, y allí se fue Icíar Bollaín a grabar una de sus últimas películas También la lluvia. A miles de metros sobre el nivel del mar se rodó esta película que se centra en el rodaje que hace un joven entusiasta Sebastián sobre la toma de posesión de Cristobal Colón de las nuevas tierras encontradas en nombre de la Reina Isabel, La Católica.

Así que tenemos tres niveles en nuestro metacine inexistente para la Real Academia Española, que se fundo unos doscientos años después de los sucesos que se nos narran en la película. De dentro a fuera, el primer nivel sería la historia de Colón llegando a las Américas. En segundo lugar, el documental que intentan rodar Sebastián y su equipo con los nativos bolivianos. En tercer nivel la historia salida de la cabeza de Paul Laverty (guion) y dirigida por Icíar Bollaín. Un caos aquí explicado mucho más fácil de seguir que los tres niveles de sueño de Origen (Inception).

Pero estos intríngulis no son lo más importante de esta notable película española rodada en las Américas y con la colaboración de México y Francia (y sin rastro de Bolivia). También la lluvia es la primera película que he visto de Bollaín. Me llevé una buena sorpresa, pues es entretenida y a la vez quiere dar una visión de lo que fue uno de los acontecimientos más importantes de la historia: un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad.

Daniel dando vida al indio Hatuey junto a Sebastián.

Daniel dando vida al indio Hatuey junto a Sebastián

Al comienzo de la película, Costa, el productor del documental, le espeta a su director Sebastián que podrían haber podido recrear mucho mejor la historia de Colón si hubieran rodado en inglés. Lo mismo podría haberle pasado a la real Bollaín, pero optó por rodar en español y reducir gastos. NO optó por un “Lazos de guerra” sino por un “Gran Torino”. Su decisión me pareció muy acertada porque le permitió comparar lo sucedido en 1492 con el problema de la privatización del agua en Colombia. De esta manera podríamos incluir un cuarto nivel en nuestro intento desesperado por organizarlo todo bajo un término inexistente (el metacine, no se me pierdan ustedes). El cuarto nivel correspondería al suceso real acontecido en el año 2000 en la provincia de Cochabamba al que se hace referencia la película. El agua es para la actualidad lo que el oro para Colón en 1492. El agua, un bien primario, que se privatiza y que cae en manos de los nuevos imperios de unas pocas multinacionales.

El quinto y último nivel resultaría de la interpretación de los cuatro anteriores. En una de las primeras escenas, cuando se está realizando el casting para el documental, se ve cómo un helicóptero carga una gigantesca cruz que se usará para una de las escenas clave del documental. Es una cruz que representa al principio la grandeza del acontecimiento y que más tarde descubriremos que hace alusión a las fatales consecuencias de la colonización. Hago un inciso: ¿Han visto la perfecta 12 años de esclavitud? Es otra buena película sobre las consecuencias de otra colonización de la dignidad humana. Fin del inciso. Los actores que dan vida a Colón, Bartolomé de las Casas y Montesino son los contrarios a los personaje que tienen que dar vida: son cobardes. Siguiendo este juego de cambio de papeles el productor Costa que parece solo interesado en el dinero (como buen productor “de peli”) se convierte en un defensor de la causa en la revuelta por el agua. Y Sebastián, el verdadero “Colón” de la película, que llega al rodaje con las mejores intenciones, le corroe la ambición y solo le interesa el oro de su documental al margen de lo que le ocurra a los habitantes de sus tierras.

colon cuadro

Anuncios

3 comentarios en “Las Américas de Colón, en cinco sencillos pasos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s