¿Qué es Cine? Edison vs los Lumière

Screen Shot 2013-11-17 at 6.01.35 PM

No parece fácil poner una definición al término “cine”. Todos lo conocemos y sin embargo pocos sabrían dar con el significado concreto. ¿Acaso es “imagen en movimiento”?, ¿O un sinónimo ficción audiovisual? ¿Queda entonces marginado el género documental? Pues la respuesta es más sencilla, el término “cine” fue concebido para hacer referencia a la imagen en movimiento proyectada en público.

Lo de imagen en movimiento nos era evidente a todos, pero esos dos factores necesarios de ser “proyectado” y “en público” puede que nos fueran menos explícitos. Estos términos se comprenden cuando entendemos el cine como una experiencia vivida y no sólo la pieza audiovisual en sí. Es decir, ver cine es ir a ver una película proyectada desde un cañón acompañado de otra gente. Y es que si decimos que nos es lo mismo ver ópera en directo que grabada y emitida en televisión, tampoco podemos decir que es cine ver una película en la pantalla del ordenador. La experiencia de la proyección en grande y el compartirlo con otros genera un contexto muy concreto,  y ese contexto es el que los cineastas tienen en cuenta para construir sus películas. Por eso, si queremos hacer justicia a una película  debemos de verla proyectada, en grande, y con público que nos acompañe.

Todo esto tiene un referente histórico. En 1891, en plena revolución industrial, un hombre llamado Thomas Edison inventó un aparatito llamado Kinetoscopio. Sí, también inventó la bombilla, pero a nosotros nos interesa más en otro cacharro. Este invento conseguía capturar muy rápidamente fotos y luego disponerlas seguidas de manera que moviendo una manivela podías recrear el movimiento de aquello que habías fotografiado. Este objeto resultó ser todo una atracción en la costa Este estadounidense, no obstante no pasó de ser eso, un juguete como lo fueron…

…el zoótropo…

zootropo

…y  el praxinoscopio.

praxinoscopio_tales

El origen del cine nos se le atribuyó pues al genio de las bombillas sino a unos hermanos franceses de apellido Lumière. En 1985, estos dos hermanos decidieron exhibir en el Café de París en un cinematógrafo (la primera cámara-proyector) una de sus primeras grabaciones, “La llegada de un tren a la estación”. Lo que sucedería en esa sesión en abierto en el pequeño café parisino daría comienzo al cine en su estado puro. La gente se levantó de las butacas despavorida al ver como el tren proyectado en una pantalla enorme delante de ellos se les venía encima. Esa experiencia común, aunque fuese estrambótica, fué la que dió el más puro sentido cinematográfico a esa proyección. Y desde entonces, la humanidad acude a las salas de cine buscando eso mismo, salir corriendo del cine despavorido por miedo a que le atropelle un tren. Ya me entendéis.

Pttas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s