Ese cine español

goyas dos

Esta semana pasada pudimos casi todos disfrutar de la Fiesta del Cine. Algunos por cuestión de horarios se quedaron sin entradas. Ya en la sala, a oscuras, antes de que empezase la película, y todos se sentaran, nos pusieron dos trailers de películas españolas. Parece que lo mismo les ocurrió a otros muchos que fueron al cine. Parece como si todos se hubieran puesto de acuerdo para promocionar el cine español. Parece como si esta nueva revista estuviera también por ello. Parece.

“Parece que no es cine español” o “cómo se nota que es cine español” puede reventar la cabeza a cualquiera y a mí por lo menos me marea. Es como si el cine español pudiera metamorfosearse y ser y no ser según las ocasiones. Gravity, por ejemplo, es una película estadounidense rodada y escrita por dos mexicanos. ¿No parece por eso menos cine estadounidense? A alguno le haría falta a lo mejor cierta amplitud de miras para decidir qué parece y no parece una película. Más aún, cuando hay quienes van al cine sin saber de quién es la película que van a ver.

Si fuera porque diferenciáramos las películas por el idioma en la que las escuchamos… Pero ni siquiera nos dan ese placer. Escuchamos en el mismo acento una película española, francesa, brasileña o estadounidense. ¿Cómo es posible que digamos “Parece que no es cine español”? ¿Cómo es posible si en Gravity a quien escuchamos es a Alba Sola en la voz de Sandra Bullock?  ¿No son todas las películas a causa del doblaje españolas? Diréis que este razonamiento no vale. Claro que no vale. Igual que no vale que se diga que Midnight in Paris no es una película española, por ejemplo. Claro que lo es. Dirigida por el neoyorkino más prolífico, ambientada en París y con muchos técnicos españoles haciendo posible que la historia sea grabada.

Al fin y al cabo, ¿qué es el cine español? ¿El que está dirigido por un español, el que tiene actores españoles, el que está rodado en España o el que está pagado por empresas españolas? Pues ni fu ni fa. J.A. Bayona va a dirigir junto a Sam Mendes (Skyfall) una serie en Estados Unidos, Javier Bardem (qué curioso que siempre le recuerde por No es país para viejos de los hermanos Coen) actúa junto a Penélope Cruz en la nueva película de Ridley Scott (el mismo hombre que está rodando Exodus en Almería con miles de extras españoles), y por último Grand Piano está producida por España y rodada en Estados Unidos con Elijah Wood y John Cusack encabezando el reparto.

Yo por lo menos no sé a qué se refieren con la etiqueta de cine español. Claro que lo sé. Se refieren a esas comedias malas, a esos dramones de la guerra civil y a esas insensateces verdes y corrosivas. Pero qué más da: están en peligro de extinción porque a nosotros, espectadores y jueces del cine español, no nos gusta ese tipo de cine. ¿O sí?

Álvaro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s